Skip to content Skip to footer

TOC Homosexual (TOCH)

¿Qué es el HOCD?

El TOC Homosexual, también conocido como HOCD (Homosexual Obsesive Compulsive Disorder), es un trastorno obsesivo que se da con frecuencia entre hombres  heterosexuales.

Muchas veces se diagnostica incorrectamente como una homosexualidad “reprimida”, lo que provoca más ansiedad en las personas que lo sufren. Otras veces se interpreta erróneamente como una parte inicial del proceso de salida del armario. En cualquier caso, el TOC homosexual (TOCH) existe desde hace tiempo y, para quienes lo conocen, es un subtipo de TOC.

El TOCH puede afectar a personas de cualquier orientación sexual. Todo lo expuesto aquí se puede aplicar a una persona heterosexual con obsesiones por ser homosexual y viceversa.

 

Causas

Es importante decir que el contenido de las obsesiones de un TOC nunca se puede interpretar literalmente. Las personas que sufren de un TOC homosexual no experimentan una homosexualidad reprimida y no son homosexuales. El TOC homosexual es causado por un nivel de ansiedad interna elevada debido a que la persona puede haber reprimido una parte de su personalidad.

La mayoría de las personas que experimentan TOC homosexual no viven de manera congruente con su propia naturaleza. Suelen ser personas con una alto nivel de  sensibilidad que por sus circunstancias en particular o por miedo no han podido expresar. Esto suele ocurrir cuando la persona ha crecido en un entorno en el que manifestar o expresar su sensibilidad no estaba bien visto. También es muy posible que la persona hubiera experimentado miedo de lo que pudieran pensar los demás de él/ella si hubiera mostrado su lado más sensible o creativo. Otra posibilidad es que la persona que experimenta TOC homosexual haya vivido experiencias traumáticas en la infancia, juventud o adolescencia o periodos de estrés prolongados.

Características

Las personas que experimentan TOC homosexual tienen pensamientos y obsesiones sobre la posibilidad de ser homosexual, cuando en realidad no lo son.

El TOC homosexual es un miedo que normalmente surge muy de repente, normalmente entre los 19-25 años. Los pensamientos e imágenes aterrorizan a la gente que lo sufre y les lleva a evitar una gran serie de situaciones.

Las personas que lo sufren se cuestionan todo lo que hacen, piensan o sienten y se preguntan si lo que hacen podría significar que es gay o que podría ser valorado como “gay” por los demás. También comprueban si son homosexuales mirando imágenes o videos de personas del mismo sexo para ver si se excitan. Así mismo, suelen ser muy conscientes de sus genitales para ver si sienten alguna sensación o incluso excitación sexual cuando están en contacto con personas del mismo sexo.

Además, hay muchas personas que tienen pensamientos intrusivos de sí mismos en los que tienen una relación sexual con alguien del mismo sexo.

El pensamiento o la obsesión no viene de una homosexualidad reprimida, sino de una ansiedad interna muy elevada, que al no ser atendida correctamente no encuentra otra manera para manifestarse que en forma de obsesiones.

Muchas personas que sufren TOC homosexual se sientes infieles en su relación de pareja porque creen que la están engañando. Les causa mucha angustia el sufrimiento que, hipotéticamente, podrían causar a su pareja.

Señales

Los síntomas centrales del TOCH son pensamientos intrusivos sobre ser homosexual. Estos pueden conducir a cualquiera de los siguientes puntos:

  • Dudas constantes sobre la orientación sexual
  • Dificultad para dejar de lado los pensamientos sobre la orientación sexual
  • Disminución de la atracción por el sexo opuesto
  • Preocupación por el nivel de excitación de uno hacia ambos sexos
  • Evitación de personas del mismo sexo
  • Revisar cada día para ver que en ningún momento se ha sentido atraído por alguien del mismo sexo
  • Analizar cualquier reacción positiva hacia un miembro del mismo sexo como evidencia de ser homosexual
  • Verificar la respuesta de uno a imágenes de personas atractivas del sexo opuesto o del mismo sexo
  • Ver pornografía para confirmar las respuesta sexual de uno hacia hombres y mujeres.
  • La necesidad urgente de decidir si uno es homosexual o heterosexual
  • Pasar tiempo rumiando ansiosamente sobre la reacción de uno hacia miembros del mismo sexo o del sexo opuesto, buscando pruebas de que uno es homosexua

Pensamientos intrusivos comunes en TOCH

  • ¿Por qué de repente siento atracción hacia otros hombres cuando siempre me he sentido heterosexual?
  • ¿Y si soy homosexual?
  • ¿Por qué estoy viendo pornografía homosexual?
  • ¿El hecho de que ese hombre me llamara la atención hace un momento significa que soy homosexual?
  • ¿Mi interés infantil por el arte o la creatividad cuando era niño significa que siempre he sido homosexual y no supe ver las señales?
  • ¿Mis amigos sospechan que soy homosexual? ¿Tienen razón?
  • ¿Cómo puedo continuar con esta relación (heterosexual) si en realidad me considero homosexual?
  • ¿Y si estos pensamientos nunca desaparecen?
  • ¿Por qué tengo curiosidad morbosa de conocer más sobre el estilo de vida de personas LGTB?

Compulsiones del TOCH

Las personas con TOCH sienten una fuerte tentación de eliminar la incertidumbre sobre si son homosexuales.

Cuanto más busca la certeza una persona con TOCH, más debilita su capacidad innata para tolerar la incertidumbre. Todos tenemos la capacidad de tolerar la incertidumbre. Por ejemplo, podemos tolerar no saber qué vestiremos mañana, podemos tolerar no saber exactamente dónde estaremos dentro de un año. ¿Entonces por qué son tan difíciles de tolerar los pensamientos obsesivos?

En parte, son difíciles de tolerar porque van en contra de nuestros hábitos bien aprendidos y ensayados de eliminar esa incertidumbre. Las personas con TOCH se ven tentadas por la idea de “averiguar” si son o no homosexuales, ya sea comprobándolo de alguna manera o haciendo un constante ejercicio mental.

Para las personas con TOCH tolerar la ansiedad en torno a su orientación sexual es similar a adquirir el gusto por alimentos más sanos si está acostumbrado a comer comida basura. Si está acostumbrado a la comida basura todos los días, es muy probable que introducir verduras en su dieta no sea algo atractivo. Sin embargo, cuanto más a menudo lo incorpore a su dieta, mejorará su nivel de tolerancia hacia ese alimento.

De manera similar, si alguien con TOCH nunca ha probado la tolerancia a la ansiedad como un medio para afrontarla, será difícil al principio. Puede parecer inútil, doloroso e improductivo. Sin embargo, con el tiempo, y con un esfuerzo continuo, lo sentirá más fácil y más natural.

Los pensamientos de TOCH se sienten reales

Las personas con TOCH, a menudo, se dejan llevar por sus obsesiones y explican que los pensamientos “se sienten muy reales”. ¿Por qué ocurre esto

Porque la respuesta implica miedo, repetición y el poder de los hábitos mentales. Las personas con TOCH se centran excesivamente en su reacción ante los hombres. La temible intensidad de ese enfoque hace que sea imposible distinguir entre el deseo real y el miedo al deseo real. Cuando esta incapacidad para discernir las preferencias sexuales reales generan miedo y pesimismo, tiene consecuencias.

A veces, las personas con TOCH pasan de estar ansiosas, porque no están seguras de si son homosexuales, a estar convencidas de que lo son. En lugar de sentirse horrorizados de que podrían haberse equivocado acerca de ser heterosexuales, comienzan a sentirse horrorizados de que ciertamente están equivocados acerca de ser heterosexuales. Este cambio de pensamiento reduce el cuestionamiento de la propia orientación sexual; la creencia de que uno se ha hecho pasar por heterosexual se vuelve fuerte y sólida. Esto a se denomina ideación sobrevalorada.

¿Cómo se trata el TOC homosexual?

Para tratar el TOCH realizamos un trabajo de introspección en la persona para entender si el problema proviene de alguna herida afectiva y, si es así, donde y cómo se produce la herida asociada al problema.

Exploramos los aspectos de la personalidad que no se han podido desarrollar y que necesitan tener su espacio en la vida de la persona. Es importante entender a la persona para saber como ayudarla a perder el miedo y recuperar la confianza en si mismo, a través de experiencias reales.

Durante el proceso, el paciente va gradualmente sustituyendo el miedo por el valor, el razonamiento por el instinto, el pensamiento por la acción y, en definitiva, la inhibición por la vida. Cuando esto ocurre, desaparece la ansiedad responsable de las obsesiones y compulsiones, que disminuyen en número e intensidad, hasta, en muchos casos, llegar a la resolución completa.

El TOC se manifiesta a nivel cognitivo, pero no es un problema cognitivo. Trabajando solo a ese nivel, la ansiedad cambiará de objeto y aparecerá una nueva obsesión. Así, esta metodología propone, más que una exposición directa a los medios, un entrenamiento para alcanzar objetivos reales, que implícitamente significará vencer los miedos y reducir la ansiedad y, con ella, las obsesiones y compulsiones.

  • En las primeras sesiones trabajamos para identificar el problema, sus causas, las áreas de inhibición y los aspectos de la personalidad que han quedado reprimidos y que causan la ansiedad responsable de las obsesiones y compulsiones.
  • Trabajamos aspectos de uno mismo que están bloqueados o son deficitarios; por ejemplo: firmeza, decisión, sexualidad, sensualidad, creatividad, etc.
  • Se clarifican los objetivos vitales de la persona para ayudarle a conseguirlos de forma que la ansiedad y la energía se canalizan en objetivos positivos, evitando así la reiteración del pensamiento y del comportamiento.
  • La persona se enfrenta a sus miedos obsesivos y los superaa través de objetivos y experiencias reales.
  • Coach y cliente acuerdan actividades externasque serán imprescindibles y parte de la terapia.

No obstante, cada caso es único y requiere una atención personalizada, por lo que utilizamos las herramientas mas apropiadas para cada caso.

the Kick-ass Multipurpose WordPress Theme

© 2022 Kicker. All Rights Reserved.

Curso "El Poder de tu Otra Mano"

Despliega tu verdadero potencial y descubre tu valor único